Se Eleva Temperatura
en Debate Mundial sobre el SIDA

Por Ángel Galeano

El Pequeño Periódico Edición No. 53 de Mayo/Junio de 2000

El presidente de Sudáfrica, Thabo Mbeki, llama a los científicos de ambas teorías a sentarse en la misma mesa de estudio. El hecho de que la "mayoría" tenga una sola opinión no significa que los demás estén equivocados, dice el primer mandatario de la nación africana.

Revuelo ha causado en la comunidad científica mundial el llamado que ha hecho el sucesor de Mandela a los investigadores, para que pongan sobre la mesa, de manera sincera y escueta, todos los argumentos de una y otra teoría, respecto a la enfermedad del Sida, con miras a buscar conjuntamente la erradicación de este terrible flagelo de la faz de la tierra.

El llamado de Mbeki significa el reconocimiento al Grupo para el Replanteamiento Científico de la hipótesis VIH-SIDA, lo que no gusta para nada al gobierno de Clinton. La revista Newsweek en español del 19 de abril, dedicó una sección al tema(1), aunque antes lo habían hecho los grandes periódicos estadounidenses, y ahora algunos europeos, a raíz de la llamada que el presidente surafricano hiciera al científico David Rasnick el 21 de enero. El asunto no hubiera pasado de ahí, si no fuera porque Rasnick es uno de los líderes del Grupo de Replanteamiento del VIH – SIDA, que viene desarrollando una campaña mundial de divulgación de su hipótesis contraria a la oficialmente conocida. Rasnick hasta comienzos de este año ocupó la presidencia mundial de este grupo que aglutina a investigadores de más de 50 países, entre los cuales se encuentra el doctor Peter Duesberg, varios premios Nobel y el doctor Roberto Giraldo Molina, médico colombiano, elegido por unanimidad como el nuevo líder del grupo.

El revuelo se debe, entre otras cosas, a que Thabo Mbeki "es el único Jefe de Estado que ha colocado el tema del VIH-SIDA en la agenda nacional, de manera permanente, no sólo en Sudáfrica, sino en el mundo entero"(2). Según Parks Mankahlana, vocero de prensa del Presidente Mbeki, el mandatario "ha roto la tradición que buscaba hacer de la enfermedad un simple problema de salud. Pero el VIH-SIDA es un problema socio-económico. Un problema político que ha alcanzado proporciones de crisis internacional y amenaza con destruir naciones y continentes".

La misma oficina de prensa asegura que los ataques de que ha sido víctima Mbeki por su apertura, provienen de las grandes casas farmacéuticas productoras de los tóxicos con que se trata la enfermedad y que obtienen "superganancias": "El VIH-SIDA no va a sucumbir a las maquinaciones de las grandes compañías farmacéuticas hambrientas de ganancias... Al igual que los saqueadores de los complejos de la industria militar, todos los beneficiarios de las ganancias provenientes del flagelo del VIH-SIDA afluirán a las playas del mundo a disfrutar de la riqueza acumulada por cuenta de una humanidad devastada por la temida enfermedad. Y los demás continuaremos muriendo de SIDA".

Según Newsweek, Rasnick ha dicho que "Mbeki está decidido a no seguir ciegamente la creencia científica convencional sobre el SIDA y su tratamiento".

El caso es de suma importancia para el gobierno de Clinton. "Según un funcionario de alto nivel de Estados Unidos, dice Newsweek, los contactos de Mbeki con los que disienten sobre el VIH fueron discutidos en la Casa Blanca la semana pasada". Y es que Mbeki es el líder africano favorito de Washington, "educado e inteligente, la gran esperanza de Occidente a favor de un continente empantanado en la pobreza, la corrupción y la enfermedad".

La polémica, como se ve, ha empezado a mostrarse en otros terrenos bastante peligrosos. La teoría oficial de que el SIDA es producido por un virus (VIH) ha sido sometida a una profunda revisión por los investigadores del Grupo de Replanteamiento, quienes han redefinido al SIDA como el máximo deterioro del sistema inmunológico debido al stress continuo por medios químicos, físicos, biológicos, nutricionales y mentales. Ellos afirman que no ha sido demostrada la existencia del virus, que no ha sido aislado ni presentado a la comunidad científica, como debe hacerse con todo nuevo descubrimiento. El grupo, bajo la dirección ahora del doctor Roberto Giraldo, no considera al SIDA como una enfermedad producida por ningún virus, y en tal sentido no es una enfermedad infectocontagiosa, ni se transmite sexualmente.(3)

La historia de la ciencia enseña que el tiempo es el que terminará dando o quitando la razón, ayudado por las demostraciones concretas de resultados. Mientras tanto la lucha entra en altas temperaturas y Mbeki ha jugado su carta, ha cuestionado el gran negocio de las casas farmacéuticas y la ética de algunos médicos y activistas ortodoxos, que parecen decididos "a sacrificar toda la integridad intelectual para actuar como vendedores del producto de una compañía farmacéutica".(4)

NOTAS:

  1. Coqueteando con ideas raras. Tom Masland y Patricia King, Newsweek en español, 19 de abril de 2000, pág. 27.

  1. Es necesario respaldar la posición de Mbeki, Comunicado del Jefe de Prensa de la Oficina del Presidente Mbeki de Sudáfrica. Marzo 24, 2000. (Traducida por Lilia Guerrrero, especialmente para EL PEQUEÑO PERIÓDICO).
  2. AIDS and Stressors, Roberto Giraldo M., 1997, Edit. FUNDACIÓN ARTE Y CIENCIA, Medellín, Colombia, págs.19, 57.
  3. Newsweek, abril 19 de 2000, pág. 27.

Roberto A. Giraldo
www.RobertoGiraldo.com

***********************